Mantén un peso saludable

Actualidad .
29 Enero 2020

La obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial, y cada año mueren, como mínimo, 2.8 millones de personas a causa de la obesidad o el sobrepeso, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

En España, el 27% de la población adulta es obesa y uno de cada tres niños tiene sobrepeso. En cuanto a Portugal, el 23% de los mayores de 18 sufren de obesidad y más del 30% de los niños están por encima de su peso.

 

Aunque anteriormente se consideraba un problema confinado a los países de altos ingresos, en la actualidad la obesidad también es prevalente en los países de ingresos bajos y medianos.

 

Esta suele ser el resultado de un desequilibrio entre las calorías ingeridas y las calorías gastadas. Además, la disminución de la actividad física produce igualmente una alteración energética que desemboca en un aumento de peso. 

 

¿Cómo prevengo la obesidad y el sobrepeso?

Más allá del trabajo que deben realizar las diferentes entidades gubernamentales para frenar esta epidemia mundial al ofrecer más información y subir los impuestos a los alimentos menos saludables, entre otras acciones, también está en nuestras manos cuidarnos mejor y revertir esta tendencia

 

Lo primer que debemos tener en cuenta es la dieta. Los expertos abogan por mejorar los patrones de alimentación, con un menor consumo de productos industriales. Al mismo tiempo, recomiendan potenciar la dieta mediterránea.

 

Siempre es mejor cocinar en casa pero si decidimos comer fuera, es importante cuidar lo que ingerimos. El agua, las frutas, las verduras y los frutos secos no deberían dejar de formar parte de nuestros menús. 

 

Otro paso sencillo es reducir la cantidad diaria que comemos de azúcar, grasas saturadas y trans mientras que aumentamos el consumo de fibra, calcio y vitamina D.

 

La lucha contra la obesidad y el sobrepeso pasa también por promover hábitos saludables como el ejercicio regular, tanto en adultos como en niños. 

 

Una vez que hayamos decidido comenzar a realizar estos pequeños cambios es importante que realicemos un seguimiento. Esto lo podemos hacer al convertir a las básculas en nuestras aliadas, sobre todo aquellas que encontramos en las farmacias, ya que suelen ser las que más información nos ofrecen. 

Compartir este artículo
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.