Así funcionan los gestores de efectivo

Nuevas tecnologías .
14 Mayo 2020

Conformen pasan los días, las semanas, los meses y los años, la tecnología muestra ser cada vez más indispensable. Lo bueno es que no solo está aquí para mejorar las pantallas LED, los robots de farmacia o los teléfonos móviles sino que también ha venido para cambiar las cajas registradoras “de toda la vida” por los nuevos y eficientes gestores de efectivo

 

¿Qué es un gestor de efectivo?

Los gestores de efectivo son máquinas de cobro automático e inteligente que van mucho más allá de simplemente ayudar a devolver el cambio en las ventas. Y es que, a diferencia del tradicional cajón de monedas, con estas máquinas no solo no hay contacto entre comprador y vendedor, algo muy importante en tiempos de pandemia y coronavirus, sino que también se reducen los errores causados por el manejo del efectivo por parte del personal.

 

¿Cómo funciona una máquina de cobro automático?

El gestor de efectivo es toda ventaja. Es tan sencillo como que el vendedor introduce en la caja registradora a través del ordenador la cantidad a pagar por parte del comprador y este introduce el dinero en la respectiva unidad, ya sea de monedas o de billetes. A continuación, la máquina realiza la operación de cobro en metálico y, finalmente, se produce la devolución del cambio (en caso de ser necesario) de forma automática y sin necesidad de intervención alguna.

 

¿Qué ventajas proporciona un gestor de efectivo?

Como en el proceso de manipulación de efectivo no está involucrada una persona física no solo evitamos el contacto en tiempos de pandemia sino que también se logra:

 

  • Evitar errores humanos y descuadres en la suma o contabilización de dinero en metálico.
  • Agilizar los conteos de caja.
  • La automatización del cobro en metálico permite que los empleados puedan mejorar la asistencia a la venta y las relaciones con los clientes en el momento del pago.
  • Reducir el nivel de colas, ya que los procesos de cobro/pago se realizan con mucha más velocidad.
  • Conocer el nivel de monedas disponibles en el interior de la máquina. Algo imprescindible para detectar si hay disponibilidad de cambio o no.
  • Saber el total de metálico recaudado en cualquier momento. De esta manera, se pueden realizar arqueos de caja siempre que sea necesario. Por ejemplo, en el cambio de turnos del personal.
  • Evitar los billetes falsos, ya que este tipo de cajas registradoras automáticas incorporan detectores.

 

Y también, reducir el acceso al cajón de monedas gracias a las llaves de seguridad que solo serán otorgadas a aquellas personas responsables de caja.

 

En Exclusivas Iglesias nos preocupamos por tu negocio y por eso queremos ofrecerte los mejores gestores de efectivo. ¡Échale un ojo aquí y contáctanos si quieres saber más!

Compartir este artículo
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.